¿Reemplazarán los drones al trineo de Papá Noel?

December 20, 2013
191934 Views
Parece ser que los renos de Santa Claus ya no tendrán que cargar con miles de regalos en la Navidad de 2016: Amazon enviará los presentes navideños a través de drones aéreos. Además, la compañía asegura que esta opción de envío, denominada Prime Air, tardará menos de media hora. ¿Será un futuro real o una muestra más de los inconvenientes de este sistema? Según los videos de Amazon y DHL, enviar los pedidos a través de pequeños helicópteros ha sido idea del departamento de logística. Con solo activar la casilla de Parrot AR Drone en la página de Amazon, un robot aéreo te llevará tu compra a casa por 300 dólares. Entonces, si esto no es un sueño por qué no implementarlo en la actualidad. La respuesta es sencilla: se necesita un permiso especial de la FAA y otras organizaciones de seguridad aérea que autorice los vuelos. Y, actualmente, no están dispuestos a dar tales permisos ya que los drones todavía tienen aspectos susceptibles de mejora. Estados Unidos, hogar de Amazon, es conocido por sus políticas estrictas sobre los UAV (vehículos aéreos no pilotados). En noviembre se firmó el certificado de operaciones civiles de estos artilugios. Por un lado, esto permite a los helicópteros y aparatos aéreos volar a donde sea necesario sin un permiso especial para cada localidad. Sin embargo, la FAA insiste en que es imprescindible que un piloto (aunque no esté sentado en la cabina) dirija cada máquina, aumentando los costes del servicio. Después de todo, una organización que utilice un UAV tiene que cumplir con la misma lista de requisitos que una compañía aérea: certificado de aviación, inspecciones, accesos solo para personal autorizado… y un largo etcétera. En otras palabras, incluso dentro de cinco años, los UAV no podrán volar en solitario a no ser que los grandes líderes consigan que las autoridades cambien de opinión. Europa, en cambio, tiene una política más relajada al respecto. Aquellos dispositivos aéreos con un peso menor a 150 kilos son considerados “juguetes” y son las autoridades locales quienes los regulan. Los vehículos más pesados, sin embargo, sí tienen que seguir cierta normativa que asegura que los UAV se integran adecuadamente dentro del entorno aeronáutico. No obstante, las autoridades están planeando dar luz verde a la idea de Amazon en 2016. Curiosamente, los proyectos de UAV, tanto en Europa como en EE.UU., deberán cumplir ciertos requisitos de privacidad. Cualquier drone puede estar equipado con cámaras de tamaño reducido y estos artilugios son capaces de volar a muy baja altura cerca de edificios y personas; pudiendo sacar fotografías o vídeos del entorno. Por este motivo, las autoridades legisladores deben responder a ciertas preguntas y formular normas al respecto: los permisos necesarios, las organizaciones supervisoras, el almacenamiento de los datos recogidos, el tiempo de grabación… Toda la información capturada a través de la cámara de un drone tiene un gran potencial comercial. Imaginemos que realizamos una compra en Amazon, nos la entrega este artilugio y al día siguiente visualizamos este anuncio en…

0

0

Parece ser que los renos de Santa Claus ya no tendrán que cargar con miles de regalos en la Navidad de 2016: Amazon enviará los presentes navideños a través de drones aéreos. Además, la compañía asegura que esta opción de envío, denominada Prime Air, tardará menos de media hora. ¿Será un futuro real o una muestra más de los inconvenientes de este sistema?

Según los videos de Amazon y DHL, enviar los pedidos a través de pequeños helicópteros ha sido idea del departamento de logística. Con solo activar la casilla de Parrot AR Drone en la página de Amazon, un robot aéreo te llevará tu compra a casa por 300 dólares. Entonces, si esto no es un sueño por qué no implementarlo en la actualidad. La respuesta es sencilla: se necesita un permiso especial de la FAA y otras organizaciones de seguridad aérea que autorice los vuelos. Y, actualmente, no están dispuestos a dar tales permisos ya que los drones todavía tienen aspectos susceptibles de mejora.

Drone de Amazon

Estados Unidos, hogar de Amazon, es conocido por sus políticas estrictas sobre los UAV (vehículos aéreos no pilotados). En noviembre se firmó el certificado de operaciones civiles de estos artilugios. Por un lado, esto permite a los helicópteros y aparatos aéreos volar a donde sea necesario sin un permiso especial para cada localidad. Sin embargo, la FAA insiste en que es imprescindible que un piloto (aunque no esté sentado en la cabina) dirija cada máquina, aumentando los costes del servicio. Después de todo, una organización que utilice un UAV tiene que cumplir con la misma lista de requisitos que una compañía aérea: certificado de aviación, inspecciones, accesos solo para personal autorizado… y un largo etcétera. En otras palabras, incluso dentro de cinco años, los UAV no podrán volar en solitario a no ser que los grandes líderes consigan que las autoridades cambien de opinión. Europa, en cambio, tiene una política más relajada al respecto. Aquellos dispositivos aéreos con un peso menor a 150 kilos son considerados “juguetes” y son las autoridades locales quienes los regulan. Los vehículos más pesados, sin embargo, sí tienen que seguir cierta normativa que asegura que los UAV se integran adecuadamente dentro del entorno aeronáutico. No obstante, las autoridades están planeando dar luz verde a la idea de Amazon en 2016.

Curiosamente, los proyectos de UAV, tanto en Europa como en EE.UU., deberán cumplir ciertos requisitos de privacidad. Cualquier drone puede estar equipado con cámaras de tamaño reducido y estos artilugios son capaces de volar a muy baja altura cerca de edificios y personas; pudiendo sacar fotografías o vídeos del entorno. Por este motivo, las autoridades legisladores deben responder a ciertas preguntas y formular normas al respecto: los permisos necesarios, las organizaciones supervisoras, el almacenamiento de los datos recogidos, el tiempo de grabación… Toda la información capturada a través de la cámara de un drone tiene un gran potencial comercial. Imaginemos que realizamos una compra en Amazon, nos la entrega este artilugio y al día siguiente visualizamos este anuncio en la Red: “Ayer nos percatamos de que su tejado necesita una reparación. Eche un vistazo a nuestras ofertas en tejas”.

A parte de todo esto, también surge otra cuestión importante: ¿Cómo podemos evitar el hackeo de drones? Como ya han demostrado algunos expertos en seguridad TI, se pueden hackear las señales de GPS y enviar al artefacto a una dirección errónea. ¿Cómo podemos evitar que un tercero se haga con el control del drone? Justo después del anuncio de Amazon, se presentó al mundo el drone Skyjack. Este dispositivo es capaz de secuestrar un drone AR al desconectándolo del control remoto y conectándolo al suyo propio. Como ya comentó la FAA, cualquiera puede hacerse con el control de un UAV; con un simple portátil y desde cualquier localización, un criminal puede dirigir el vehículo aéreo.

Leave A Comment